Las mujeres que descubrieron cómo era la tierra

Fecha y Hora: 
Mié, 07/11/2018 - 12:00pm
Lugar: 
Seminario 1 (Edificio Félix de Azara)
Ponente: 
Julia Herrero Albillos (profesora del CUD)
Breve Descripción: 
La segunda guerra mundial ofreció la posibilidad a mujeres americanas de dedicarse a campos tradicionalmente masculinos como la geología. En aquella época los geólogos tenían hasta 19 posibles explicaciones sobre cómo se formaban las montañas. Creían que la tierra era mucho mas rígida y estática de lo que sabemos que es hoy y apenas conocían cómo era el fondo de los mares y océanos. Con la propagación del uso de los submarinos y el riesgo de que los océanos se convirtiesen en un campo de batalla durante la guerra fría, se impulso el estudio de los océanos. Barcos tripulados exclusivamente por hombres cruzaron los océanos haciendo mediciones. En los laboratorios Lamont una joven Marie Tharp, que había accedido a los estudios de geología durante la guerra pero tenia vetada su presencia en los barcos, estudiaba los datos. Y descubrió una larga costura (en forma de hendidura en mitad de las dorsales oceánicas) que recorría toda la tierra atravesando el fondo de los océanos. Este descubrimiento apoyaba la teoría del denostado científico alemán Alfred Wegener: la deriva continental. No fue fácil convencer a los jefes de Marie (que llegaron a decirle que su trabajo era una tontería y "cosa de chicas") ni a la comunidad científica de que existía esa hendidura. Incluso el famoso Jacques Cousteau acudió en su barco a un congreso en Nueva York haciendo grabaciones del fondo del atlántico con el firme propósito de demostrar que estaba equivocada. Hoy sabemos que Wegener y Tharp tenían razón y que la deriva continental - en su versión más moderna: la tectónica de placas- nos explica, entre otras cosas, cómo se forman las montañas. Marie Tharp debió coincidir por los pasillos de los Laboratorio Lamont en los años 50 con otra gran científica: Inge Lehmann. Esta sismóloga danesa, que continuó trabajando hasta casi los 100 años, descubrió que el núcleo metálico de la tierra tiene dos partes: una líquida y otra sólida. Es precisamente la existencia del núcleo líquido lo que hace que la tierra sea capaz de producir un campo magnético, el cual nos ha ayudado a surcar los océanos para descubrir nuevos mundos (usando una brújula) y el que nos protege a nosotros y nuestros sistemas de telecomunicación y satélites del viento solar. En este seminario hablaré de la vida y los descubrimientos de estas dos mujeres, de las que tuve conocimiento cuando yo misma intentaba entender cómo es la Tierra y cómo son otros cuerpos del Sistema Solar para interpretar los datos que obtuvimos con un meteorito magnético, del que ya hablé en mi anterior seminario.

PRÓXIMOS EVENTOS

30 SEP
 
La Noche de los Investigadores Zaragoza 2016
 
14 SEP
 
Apertura del curso 2016-2017 en la Academia General Militar y el Centro Universitario de la Defensa
 
12 SEP
 
Inicio del Curso Avanzado de Ciberdefensa
 
10-11 ENE
Defensa de Trabajos de Fin de Grado. Especialidad Fundamental de Caballería
 
8-11 ENE
 
18 DIC
 
 

Síguenos también


ENTIDADES RELACIONADAS                      CENTROS UNIVERSITARIOS DE LA DEFENSA                      ENLACES DE INTERÉS                     

Centro Universitario de la Defensa
Academia General Militar
Crtra. Huesca s/n
50090 Zaragoza
Tel: 976739500

Aviso legal

cud.unizar.es

MINISTERIO DE DEFENSA   MADRID * ACADEMIA GENERAL DE LA DEFENSA   ARMAS Y CUERPOS  
UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA   MARÍN * ESCUELA NAVAL MILITAR   BOLETÍN TIERRA  
ACADEMIA GENERAL MILITAR   SAN JAVIER * ACADEMIA GENERAL DEL AIRE   REVISTA EJÉRCITO  
EJÉRCITO DE TIERRA   CENTRO UNIVERSITARIO DE LA GUARDIA CIVIL   REVISTA ESPAÑOLA DE DEFENSA